Skip to main content

La falta de sueño es uno de los problemas más frecuentes en las consultas de atención primaria en nuestro país. Dormir bien tiene beneficios claros en nuestra memoria, creatividad y atención, además de ser imprescindible en el buen funcionamiento de nuestro sistema inmunitario.

Un descenso crónico en el número de horas y en la calidad de nuestro sueño va a favorecer el desarrollo de obesidad y diabetes alterando las hormonas que controlan los mecanismos del hambre y la saciedad.

A continuación, proponemos algunas recomendaciones alimenticias para mejorar el descanso y . . .